10 de diciembre de 2012

Red brownie cheesecake

Bueno os hoy traigo una receta que hice como postre para ir a cenar a casa de una amiga. La verdad es que quedó muy rico, pero muy poco dulce. Os lo advierto porque si queréis azúcar, tendréis que ponerle más que yo o añadirle chocolate o leche condensada por encima después, como hizo una de mis amigas :)

Para los poco dulces éste es vuestro pastel, la verdad es que quedó muy rico y el color que tiene, además de la forma y el acabado a mí me encantaron ^^ A ver qué os parece a vosotros :)

Ingredientes:
Para el red brownie
- 60 gr de chocolate negro
- 100 gr mantequilla
- 100 gr azúcar
- 3 huevos
- 85 gr harina
- colorante rojo


Para el cheesecake
- 300 gr de queso
- 200 ml nata de montar
- 100 gr azúcar
- 2 huevos

Preparación :)

Derretir la mantequilla y añadir el chocolate para que se deshaga con el calor, remover bien hasta crear una crema chocolateada. Reservar.
- En otro recipiente poner los huevos con el azúcar y batir bien con las barillas, hasta que forme espuma.
- Añadir la mezcla del chocolate y remover bien.
- Tamizar la harina y ponerla, junto al colorante rojo, hasta que consiga un color bonito y uniforme.


Más o menos así tiene que quedar... podéis ponerle menos color rojo o más dependiendo de lo que prefiráis, a mí me quedo un poco color burdeos pero ya me gustó... quizá con un poco más de rojo habría quedado más parecido a rojo sangre :)

Precalentamos el horno a 180ºC, y volcamos el brownie en el recipiente que vayamos a usar, dejándolo de manera uniforme para que forme una primera placa. Lo metemos en la nevera mientras vamos haciendo el cheesecake :)


El Cheesecake,
- Batimos el queso hasta que quede cremoso (yo lo pongo unos segundos al microondas)
- Añadimos los huevos uno a uno y batimos bien, mezclándolos con paciencia.
- Añadimos el azúcar, también poco a poco.
- Y por último la nata, dejando una consistencia cremosa y blanca.


Mezclamos todo bien, y añadimos sobre el brownie que habíamos reservado en la nevera. Tened cuidado porque si aún no ha cuajado con el frío de la nevera es posible que se os mezclen los colores sin querer, y la gracia es que el pastel tenga dos capas diferenciadas! :)



Horneamos durante 50 minutos a 180ºC vigilándolo para que no se nos queme. Miramos y si al pincharlo está cuajado ya es suficiente. El Cheesecake bailará un poco, pero tranquilos porque en la nevera se pondrá duro y cogerá consistencia :)



Yo le corté los bordes y lo presenté así, rectangular y bajito. La verdad es que la mezcla de sabores entre el brownie rojo y el cheesecake era buenísima, aunque debo reconocer que un toque más de azúcar a mí también me habría gustado. Otra posibilidad es ponerle mermelada o cualquier cosa dulce, como sirope de chocolate, leche condensada o dulce de leche para darle sabor, y la verdad es que queda buenísimo!

Yo la verdad es que estoy muy contenta con esta receta! Os la recomiendo100% :)

6 comentarios:

  1. Hola guapa¡¡ lo importante es el sabor y si estaba bueno...la prosima vez le pones mas azucar y listo
    la pinta la tiene buena
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Seguro que estaba muy rico...la pinta es estupenda.
    Besets.

    ResponderEliminar
  3. Que pinta mas buena madre mía! besos

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa! anda que receta tan original nunca he probado el cheesecake con el brownie.. sólo por separado pero es una idea muy divertida y lo del colorante también^^, tendré que probar :D

    besitoss!

    ResponderEliminar
  5. Precioso pero sobre todo riquísimo.
    Besazos.

    ResponderEliminar