14 de enero de 2013

Tratamiento matificante - Yves Rocher

Bueno hace ya un par de semanas que fuimos a comprarle un regalo a una amiga en el Yves Rocher y con la chica con la que hablo habitualmente pues me recomendó un tratamiento para mi piel. Yo alguna que otra vez me había hecho una limpieza de cutis, pero esto se trataba de un tratamiento completo de hora y media de duración, así que al final me lo regalé porque lo necesitaba.

No lo recuerdo 100%, pero si tenéis algún tipo de pregunta o si estáis interesados, os digo sinceramente que os acerquéis al establecimiento más cercano y preguntéis por los tratamientos faciales que tienen. Yo como tengo la piel mixta, pues el matificante era el que más me convenía :)

En cuanto llegué me atendieron muy bien, como siempre, así que me desvestí, me taparon con una mantita para que no pasara frío -porque la habitación tiene que estar un poco fría por los productos- y comenzó el tratamiento. Creo que empezamos con un jabón que olía muy fresco para preparar la piel, y luego pasamos a un exfoliante desincrustante con cierto toque afrutado cítrico que me encantó.
Como siempre las manos de la chica eran una pasada... no sólo me tocó toda la cara, sino también el cuello y el principio del pecho y fue muy pero que muy relajante. Luego pues como no: el vapor, para abrir bien los poros y poder quitar las impurezas. A mí me cuesta un poco aguantar con el calor, pero es que vale la pena luego mirarse en el espejo y notar la diferencia -sin duda-.


Después del "sufrimiento" de quitarte los puntos negros y vaciarte los poros de la suciedad, porque la verdad es que duele un poco, me hizo el bigote y las cejas -que ya tocaba- y después me limpió bien la piel y me puso un peeling para que se me cerraran bien los poros y para que no tuviera ningún tipo de enrojecimiento o problema con mi sensibilidad. ¡No! Antes me pasó la alta frecuencia precisamente para eso, para que se me cerrara bien el poro! Ya decía yo que me faltaba algo... la verdad es que no se nota nada, es solo como una especie de hormigueo lejano.. El peeling olía un poco a pepino y frutas y era muy consistente, en plan chicle, me escocía un poco en las mejillas pero me dijo que era normal, lo tuve unos 15 o 20 minutos y la verdad es que me dejó la piel fina y muy suave.
Tras esto, una nueva limpieza de la piel y me aplicó para finalizar un serum para terminar de equilibrar mi piel, cerrar los poros e hidratarme. Me dió además el cartón con mi tipo de piel: soy joven y tengo imperfecciones, tengo sobretodo la zona T mixta - grasa, pero también tengo la piel muy sensible por lo que algunos productos pueden resultarme abrasivos. Me puso que tipo de rutina diaria debía de llevar a cabo todos los días para mantenerme la piel bien y me dijo que sería conveniente hacerme una limpieza al menos cada dos meses o así -si no puede ser más a menudo- así que intentaré llevar bien mi piel, que al fin y al cabo es más importante que otras cosas a las que le dedicamos más tiempo y más economía.

Yo os lo recomiendo, a mí me fue la mar de bien y el cambio en mi piel fue TOTAL. Además con los cambios en mi rutina facial diaria, los consejos y la mejora sustancial de mi piel la verdad es que estoy encantada y va todo muchísimo mejor :)

Invertir en la piel, es mucho más importante de lo que muchas veces creemos!

1 comentario: